Métodos

Los métodos, conocidos también como funciones o procedimientos en otros lenguajes, nos permiten reutilizar código.

La sintaxis para crear un método en Ruby es la siguiente:

def hello
puts "Hola mundo"
end

Para definir un método usamos la palabra reservada def y le damos un nombre (en este caso hello). Al final debemos cerrar el método con end.

Para invocar un método, utilizas el nombre del método y, opcionalmente, abres y cierras paréntesis al final:

hello() # los paréntesis son opcionales

Parámetros

Los métodos pueden recibir cero o más parámetros (o argumentos). Modifiquemos nuestro programa para que salude a cualquier persona:

def hello(name)
puts "Hola #{name}"
end
hello("Germán")
hello("David")

Retornando un valor

En Ruby todas las expresiones retornan un valor. Incluso puts "Hola mundo" retorna un valor, solo que el valor es nil.

Por defecto, todos los métodos retornan el resultado de la última línea que se ejecute en el método. Vamos a modificar nuestro ejemplo para que en vez de imprimir el saludo, lo retorne:

def hello(name)
"Hola #{name}"
end
puts hello("Germán")
puts hello "David" # los paréntesis son opcionales

También es posible retornar el valor explícitamente con la palabra reservada return:

def hello(name)
return "Hola #{name}"
end
puts hello("Germán")
puts hello "David"